PAGINAS DE LA RED MINISTERIAL

lunes, 9 de abril de 2012

que dice la biblia a sus siervos

A NATURALEZA DE TU LLAMADO
Como obrero del Señor has recibido el mayor de los privilegios y responsabilidades de todo el mundo, es decir, has sido llamado a ministrar del Dios vivo, has sido llamado por el soberano Señor y Majestad del universo.
·  Has sido escogido por Dios mismo
·  Has sido escogido por Jesucristo
·  Has sido escogido por el Espíritu Santo de Dios
·  Has sido tenido por fiel: Cristo te considera digno de confianza
·   Has sido llamado a ser un obrero por el don de la gracia de Dios
·   Has sido llamado a ser un mayordomo – un siervo- de Dios
·   Has sido llamado a ser un embajador de Cristo
TU META COMO OBRERO
Las escrituras expresan claramente la meta- blanco y señal – de tu vida.  Dedicarás tu vida a estas metas. Adoptarás estas metas y te consumirá totalmente el propósito de alcanzarlas.
·  Debes conocer, creer y comprender a Dios
·  Debes conocer personalmente a Cristo y al poder de su resurrección
·  Debes olvidar lo que queda atrás y avanzar procurando el premio
·  Debes establecer como tu gran meta: no ser avergonzado por nada sino exaltar a Cristo
·   Debes tener una gran preocupación: ser constante, no ofender en nada, sino probar que eres un auténtico ministro de Dios, que eres fiel en todas las experiencias de la vida, a través de todas las pruebas y tentaciones.
·   Debes cumplir con el supremo requisito de Dios: ser fiel.
Debes ser fiel, tan íntegramente fiel que estés totalmente abandonado y rendido a Cristo
TU PROPOSITO
     ¿Por qué te ha llamado Dios a ser un obrero suyo? ¿Con qué propósito te ha llamado? Dios tiene diversos propósitos muy específicos que El quiere cumplir por medio tuyo. Las escrituras describen claramente cuáles son estos propósitos.
Serás un modelo de la gloriosa verdad de que Dios salva a los pecadores, un ejemplo viviente de la misericordia de Dios
Irás y harás discípulos en todas las naciones
Presentarás a todo hombre perfecto en Cristo Jesús
Serás un testigo del Señor Jesucristo
TUS RECURSOS
¿Cómo puedes cumplir con el propósito de Dios para tu vida y ministerio? Dios no te ha abandonado, no te ha dejado con solamente la sabiduría y la fuerza humana para cumplir la tarea. Dios ha provisto gran ayuda – recursos increíbles – para equiparte a vivir por El y ejecutar su gran propósito para ti.
Has recibido la gracia y el poder de Cristo
Has recibido la presencia y el poder del Espíritu Santo
Has recibido de Dios mismo la seguridad. seguridad absoluta – de victoria
Has recibido un don espiritual de Dios
Has recibido fe para sostenerte en el ministerio
Has recibido el amor de Cristo que te impulsa en el ministerio
Has recibido la esperanza de la resurrección para sostenerte en el ministerio
TU MANDATO Y TRABAJO
Dios te ha dado, como su obrero, el mandato y el trabajo más grande que se pueda imaginar. Las Escrituras expresan muy detalladamente cuáles son tus obligaciones.
·         Debes desafiar y guiar a la gente a adorar al Señor, al único Dios vivo y verdadero, en espíritu y verdad.
·         Debes ministrar y servir tal como ministró y sirvió Cristo
·         Debes buscar y salvar a los perdidos tal como Cristo buscó y salvo a los perdidos
·         Debes trabajar y obrar por Dios ahora mismo: la siega está madura y la tarea es urgente.
·         Debes enseñar. Debes instruir a la gente- desde los fundamentos- en Jesucristo y en la palabra de Dios
·         Debes edificar y desarrollar a los creyentes y equiparlos para hacer la obra del ministerio
·         Debes alimentar a los creyentes
·         Debes vigilar y alentar a los creyentes
·         Debes guiar a los creyentes a una religión pura y sin mancha
·         Debes hacer la obra de un evangelista
·         Debes supervisar a la iglesia, ordenar los asuntos internos y la organización de la iglesia
·         Debes edificar la iglesia en primer lugar y primordialmente en los hogares, conforme a lo instruido  por Cristo
 -     Debes edificar la iglesia como un arquitecto sabio
TU MENSAJE, PREDICACION Y ENSEÑANZA
Dios quiere revelarse al mundo; anhela que todos los hombres lo conozcan, y que lo reconozcan personalmente. Este fue precisamente la razón por la que Dios creó al hombre, para que el hombre pudiera conocerlo personalmente. Consecuentemente, tu primer debe es compartir la palabra de Dios, el mensaje de Dios, su revelación, con el mundo. Por eso, lo que predicas y enseñas es de crucial importancia para Dios. Como obrero del Señor, las Escrituras tienen cosas que decirte acerca de tu predicación y enseñanza mucho más que sobre cualquier otro tema
Tu y tu mensaje
·         Debes sostener la sana doctrina y debes predicar y enseñar la sana doctrina
·         Debes predicar y enseñar la palabra de Dios, las Santas Escrituras
·         Debes proclamar a Jesucristo y a El crucificado
·         Debes proclamar que Jesucristo fue sepultado y que resucitó de los muertos
·         Debes predicar y enseñar el reino de Dios y de los cielos
·         No debes maltratar a la palabra de Dios
Tu y tu predicación y enseñanza
·         Debes tener la absoluta certeza de vivir lo que predicar y enseñas
·         Debes predicar el evangelio con un sentido de urgencia
·         Debes predicar en el poder del Espíritu de Dios, no con los pensamientos y las ideas persuasivas de los hombres
·         Debes predicar y enseñar para agradar a Dios, no a los hombres. No debes rebajar el evangelio usando palabras lisonjeras para asegurarte apoyo
·         No debes gloriarte en ti mismo; sino solamente en la cruz. No debes buscar popularidad y reconocimiento del mundo ni querer impresionar bien para atraer la atención sobre ti mismo
·         No debes predicarte a ti mismo, no exaltarte a ti mismo, sino predicar a Cristo Jesús el Señor
Debes ser consistente y enseñar durante un período prolongado de tiempo
TU OBLIGACION EN CUANTO A LAS FALSAS ENSEÑANZAS
Como obrero de Cristo te encuentras con falsas enseñanzas a cada vuelta del camino. El mundo, tanto secular como religioso, es bombardeado con enseñanzas falsas. ¿Qué dicen las Escrituras sobre las enseñanzas falsas?¿cúal es tu obligación de ministro frente a ellas? Las Escrituras tiene instrucciones muy claras para ti al tratar con enseñanzas falsas
Tú y los falsos maestros
·         Debes estar seguro de ser auténtico, de no ser tú mismo un maestro falso, un lobo rapaz y vestido de oveja
·         Debes examinarte a ti mismo; ¿crees y realmente confiesas y predicas que Jesucristo ha venido en la carne, que Dios realmente envió a su Hijo a la tierra para salvar al mundo?
·         Debes preguntarte a ti mismo: ¿soy veraz? ¿Creo y confieso honestamente que Jesús es el Cristo, el Mesías el Hijo de Dios?
·         No debes apartarte de la fe
·         Debes guardarte de aquellos que resisten la verdad
·         Debes guardarte de aquellos que niegan al único Señor Dios y a nuestro Señor Jesucristo
·         Debes rechazar a los herejes, a los maestros falsos
·         Debes rechazar a quienes no enseñan las palabras de Cristo y la doctrina de la santidad
Tú y otros evangelios
·         No debes pervertir el evangelio de Cristo ni predicar ningún otro evangelio
·         No debes introducir herejías destructivas en la iglesia, herejías que niegan al Señor y su muerte por el hombre
·         No debes predicar a otro Jesús, a un Jesús diferente al que proclaman las Escrituras y los auténticos pastores
Tú y las doctrinas falsas
·         No debes enseñar ideas y mandamientos de hombres como su fuesen doctrina
·         No debes desviarte con diferentes clases de enseñanzas. No debes predicar ni enseñar fábulas, mitos, especulaciones, ideas y doctrinas falsas de los hombres
·         Debes apartarte de las conversaciones vanas y de la oposición de falsa ciencia y falso conocimiento
·         Debes guardarte de la enseñanza falsa de la religión y estado
·         No debes predicar las ideas y discusiones vanas del hombre- ni cosas cuestionables- sino el amor y la fe y la necesidad de una conciencia pura.
TU VIDA PERSONAL Y TU ANDAR DIARIO
Como obrero de Cristo debes transitar tres caminos todos los días de tu vida: debes andar en Cristo, en las Escrituras y en la oración. Estos tres son absolutos esenciales al vivir y ministrar por Cristo e medio de un mundo quebrantado y herido.
       Tú y Cristo
·         Debes tener la certeza-certeza absoluta- de que tu fe en Cristo es la clase correcta de fe
·         Debes tener la certeza –certeza absoluta- de ser un a creación nueva en Cristo Jesús
·         Debes examinarte constantemente a ti mismo –asegurarte de seguir en la fe de Cristo- para no ser descalificado, declarado inepto y rechazado
·         Debes andar siempre en Cristo, buscando siempre primero el reino de Dios y su justicia
·         Debes vivir una vida crucificada en Cristo, una vida de negación propia y sacrificio
·         Día por día debes ser renovado interiormente transformado a la imagen de Cristo
·         Debes vestirte de toda la armadura de Dios y ser fuerte en Cristo

Tú y las Escrituras
·         Debes estudiar las Escrituras todos los días; debes vivir conforme a la Palabra de Dios y proclamarla
·         Debes memorizar la Palabra de Dios, dejar que ella habite en tu corazón y en tu vida todo el día y todos los días
·         Debes ser consistente en las Escrituras, estudiándolas y viviendo según su dictado

Tú y la oración
·         Debes orar diariamente, tal como Cristo te enseño a orar con el Padre Nuestro
·         Debes orar diariamente por la iglesia y los creyentes. La oración de Pablo por la iglesia y los creyentes es un buen ejemplo para ser seguido y usado como guía de oración.
·         Debes orar diariamente por todo el mundo, por toda la gente, dondequiera que esté
·         Debes orar diariamente por más obreros
·         Debes orar siempre – cada instante- buscando ser ininterrumpidamente consiente de la presencia del Señor
Debes tomarte algún tiempo prolongado para la oración ferviente cuando haya necesidades especiales
TU VIDA Y CONDUCTA PERSONAL
La forma en que cuidas tu cuerpo y mente, cómo te conduces, y cómo manejas los asuntos financieros son de crucial importancia para Dios. Le preocupa profundamente cómo te conduces tanto entre creyentes como los no creyentes del mundo.
Tú, tu cuerpo y tu mente
·         Debes presentar tu cuerpo como sacrificio vivo a Dios
·         Debes saber que tu cuerpo es el templo del Espíritu Santo
·         Debes luchar por controlar tu mente, inclusive cada pensamiento, y solamente pensar pensamientos agradables al Señor
·         Debes disciplinar y sujetar tu cuerpo a Cristo para no ser desechado
·         Debes ejercitar tu cuerpo tanto espiritual como físicamente

Tú y tu conducta
·         Debes vivir una vida de carácter santo
·         Debes vivir una vida separada, una vida apartada del mundo
·         Debes ser un hombre de Dios
·         Debes ser fiel al atravesar tentaciones u pruebas, no importa cuán severas puedan ser las tentaciones y pruebas
·         Debes huir de las pasiones juveniles
·         Debes evitar la conversación impía y vana y evitar las enseñanzas y los argumentos cuestionables
·         Debes saber que se avecinan tiempos peligrosos y por ello debes apartarte de hombres egoístas e impíos

Tú y tu sustento financiero
·         Debes recibir sustento financiero sin que ello te avergüence o te cause sentimientos de culpa; pero no debes buscar lujos
·         No debes codiciar riqueza mundana
·         Debes trabajar secularmente si es necesario para predicar el evangelio
Debes confiar que Dios suplirá tus necesidades financieras mientras vivas en fidelidad
TU RELACION CON OTRAS PERSONAS
Las relaciones interpersonales son muy delicadas en cualquier sociedad o cuerpo de personas, no importa cuán pequeño o grande sea. Las relaciones que debes tener con los creyentes y los no creyentes, con tu familia y con otros obreros, y aun con aquellos que se oponen a ti y te critican están claramente expresadas en las Escrituras
Tú y tu familia
·         Debes tener un espíritu de sumisión y amor hacia tu esposa (esposo)
·         Debes ser esposo de una sola mujer
·         Debes manejar bien a tu propia familia
Tú y otros obreros del Señor
·         Debes entender que res uno con todos los otros ministros, que todos son iguales a los ojos de Dios, que todos los pastores son colaboradores con Dios
·         Debes dejar en manos de Dios el juzgar a otros obreros
·         Debes recibir y apoyar a los pastores itinerantes como evangelistas, maestros de la Biblia, misioneros, y otros predicadores
·         No debes ordenar con demasiada rapidez a otros pastores, y debes restaurar a los obreros caídos
·         Debes tener la certeza – certeza absoluta- de que las acusaciones contra otro obrero sean ciertas antes de corregir al obrero en cuestión
Tú y quienes se oponen a ti, te critican y te persiguen
·         Debes salir y predicar el evangelio, pero sabiendo que vas a un mundo antagónico
·         Debes saber que el mundo te perseguirá
·         Debes confiar en Dios cuando te critican, juzgan, calumnian, censuran y atacan
·         Debes amar a tus enemigos, amar a todos los que te maldicen, odian, persiguen y te usan con desprecio
TU ACTITUD HACIA EL SUFRIMIENTO
El sufrimiento es una experiencia universal; a lo largo de la vida todos sufrimos y mucho. Como obrero de Dios, como líder dentro de la sociedad debes ayudar a aliviar el sufrimiento de las personas. Para ello es preciso que tengas una actitud sana y bíblica hacia el sufrimiento
·   Debes confiar en Dios para librarte de todo sufrimiento que te aflija, sin importar su severidad
·   Debes conquistar tus sufrimientos – tu aguijón en la carne – por amor a Cristo
Debes triunfar sobre todos los sufrimientos, sobre todas las pruebas y tentaciones que te atacan
TU MUERTE Y RECOMPENSA
Todos confrontamos la mano terrible y devastadora de la muerte, tus seres queridos mueren, y eventualmente tú también te enfrentarás a ella. Siendo tú, ministro de Cristo, ¿cómo será tu muerte? ¿ Y qué recompensa recibirás como obrero del Señor?
·         Serás llevado inmediatamente al cielo, transferido más rápido que el abrir y cerrar de ojos al trono celestial de Dios
·         Recibirás vida eterna
·         Recibirás un cuerpo nuevo, un cuerpo transformado, un cuerpo glorioso, incorruptible
·         Recibirás la corona de justicia
·         Recibirás la corona de la vida
·         Recibirás una corona incorruptible
·         Recibirás la corona de regocijo o de ganar almas
·         Recibirás la perfección de todas las cosas
Recibirás una herencia eterna, serás hecho un heredero de Dios y coheredero con Cristo.

LIBRO RECOMENDADO  (RESUMEN ) manual del obrero cristiano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada